En el NOA es difícil acceder a los créditos

Según un especialista, el ingreso salarial promedio en la región es de $ 11.000, por debajo de los $ 26.000 requeridos para calificar El 40% de los trabajadores del norte está en negro. En Tucumán, la informalidad afecta al 45%, con lo cual casi la mitad de los asalariados no cumple los requisitos.

Casi la mitad de los trabajadores que viven en provincias del norte argentino no pueden acceder, en la actualidad, a un crédito hipotecario mediante el nuevo sistema de financiación, denominado Unidad de Vivienda (UVI), que presentó recientemente el Banco Central. Se trata de un índice que ajusta diariamente el valor de las cuotas del préstamo, mediante el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), que sigue la evolución constante de la inflación.

Ocurre que el 40% de los trabajadores de la región -y en el caso de Tucumán, cerca del 45%- están en negro. Por lo tanto, según explicó el economista Félix Piacentini, director de la consultora Noanomics, para que el nuevo sistema de préstamos para viviendas puede ampliarse a la mayoría de los asalariados es necesario revertir la informalidad laboral e incrementar el nivel actual de ingresos, en especial de los trabajadores privados.

“El sistema de UVI es muy bueno, porque en la actualidad el crédito hipotecario representa menos del 1% del Producto Bruto Interno (PBI). Casi inexistente. Para medirlo de otro modo, el stock de créditos para consumo, por ejemplo, es 12 veces superior al stock de préstamos hipotecarios en el país”, subrayó el especialista, durante un diálogo con LA GACETA.

Obstáculos para acceder

En el sistema de UVI, el ingreso mensual requerido para acceder a un préstamo hipotecario es de $ 26.855. La cuota inicial, para este ejemplo, sería de $ 8.000 para el primer mes. En los pagos siguientes el valor iría en ascenso. Piacentini remarcó que, además de mejorar la calidad del empleo, el norte argentino, y en particular Tucumán, necesitan elevar los niveles de ingresos de los asalariados, sobre todo de aquellos que se desempeñan en el sector privado. El economista precisó que el salario promedio de la región ronda los $ 11.000 en bruto. En virtud del esquema que divulgó el Banco Central, el monto de préstamo al que podría acceder un trabajador del norte argentino sería de $ 400.000, con una cuota inicial de $ 3.200.

Sobre este punto, el economista subrayó la importancia de bajar la inflación, ya que el sistema de UVI actualiza el valor de las cuotas en relación a la tasa de inflación. “Para que funcione es fundamental que se modere la inflación. Con los niveles actuales no se puede amplificar el alcance de esta medida. Además, en la actualidad, el Banco Central subió las tasas de interés (del sistema financiero), justamente, para contener la inflación”, insistió.

Sin embargo, Piacentini advirtió que aunque la inflación comience a bajar en el mediano plazo, los salarios de las provincias del norte están por debajo de las exigencias actuales para acceder al nuevo esquema de créditos hipotecarios. “A esto hay que sumarle el problema de la informalidad laboral, que en la región supera el 40%. Casi la mitad del mercado laboral no puede acceder al sistema de crédito hipotecario, porque registra niveles muy altos de trabajadores en negro. En los últimos 10 años, el Gobierno anterior no logró revertir esto. Es un problema que se debe corregir”, analizó.

El mecanismo de la UVI está inspirado en el sistema de Unidades de Fomento (UF), que existe en Chile desde 1960, y que también adoptaron otros países, como Uruguay.

El valor de la UVI fue establecido por el BCRA en $ 14,053. El monto surge de una estimación promedio que se calculó a partir del valor del metro cuadrado en seis ciudades del país. El monto equivale a un poco menos de U$S 1.000 por metro cuadrado. A partir de ese valor original, el costo de la UVI se actualizará, cada día, en la página oficial del BCRA, en virtud a la variación del CER, que está atado a la evolución de la inflación.

La clave para que funcione es que baje la inflación, según empresarios inmobiliarios

El nuevo esquema de créditos hipotecarios, que anunció el Banco Central basado en Unidades de Vivienda (UVI), fue bien recibido por el sector inmobiliario, ya que era una asignatura pendiente que ahora permitirá reactivar en el país la compra y venta de propiedades.

Héctor D’ Odorico, titular del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Capital Federal, celebró el lanzamiento de la operatoria, al remarcar que el crédito es la herramienta que necesita el sector inmobiliario para reimpulsar las ventas, luego de la fuerte retracción que provocó el cepo cambiario.

“Si en los últimos años bajaron las ventas inmobiliarias es porque no hay crédito hipotecario. Además, la falta de préstamos para comprar hizo que subiera la demanda de alquileres”, explicó. No obstante, subrayó la necesidad de que el Gobierno modere la inflación. “Lo que mata es este flagelo. Esperamos que en el segundo semestre descienda, porque los empresarios inmobiliarios esperamos que se puedan concretar los créditos”, indicó, según consignó la agencia Télam.

Por su parte, el empresario Gustavo Ortolá, manifestó su satisfacción en relación al lanzamiento de la operatoria crediticia, que fue impulsada, entre otros por la Asociación de Empresarios de la Vivienda (AEV), que engloba al firmas dedicadas al desarrollo de proyectos inmobiliarios. “Estos créditos, ajustados a la evolución del costo de vida, parten de un interés razonable. Si baja la inflación, mejora la cuota y esto permitirá que muchas personas califiquen según sus ingresos”, reflexionó. En tanto, José Rozados, director del portal especializado Reporte Inmobiliario, subrayó que la fórmula que se emplea en esta operatoria permite la actualización del capital que prestan los bancos. “Entonces la primera cuota es más baja a la que anteriormente existía, que hacía imposible que las familias pudieran calificar por su nivel de ingresos. Por esta razón aumentó la cantidad de personas que recurrieron al alquiler.”, observó.

También recalcó que los contratos de alquiler podrán tener como referencia la operatoria de las UVI, que fue presentada por el Banco Central como un esquema de crédito ligado a una fórmula indexada por la inflación. Este indicador se actualizará diariamente mediante el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER). El costo financiero anual será del 5% y los préstamos, nominados en UVI, serán equivalentes al promedio de construcción de un metro cuadrado.

Fuente: http://www.lagaceta.com.ar/nota/677457/economia/noa-dificil-acceder-creditos.html