Viviendas wichi que combinan lo autóctono con la arquitectura tradicional

Foto: "La Gaceta"

Un grupo de tres estudiantes cordobeses de arquitectura se propuso diseñar una vivienda para una familia de una comunidad wichi de Las Llanas, en el departamento de Embarcación, inspirada en las técnicas y materiales constructivos que se emplean en su cultura.La construcción consta de un baño seco, ducha, cocina, dormitorio y una superficie final de 90 metros cuadrados que cruza tradiciones constructivas de los wichis con recursos de la arquitectura tradicional.
El innovador proyecto, que es la tesis de grado de Tomás Gulle, Rodrigo Carnero Vidal y Ariel Álvarez Cueto, se diseñó junto a un grupo de originarios de esa comunidad, y propone mejoras habitacionales que sin embargo, no modifican aspectos centrales de los modos de construcción de los wichi. Para ellos, debieron sumergirse en la cultura wichi durante casi un año visitando la comunidad, hablando con los habitantes, aprendiendo sobre técnicas y materiales del lugar. “Les ofrecimos nuestra idea de hacer una vivienda y tenían miedo de que fuera cemento. Se hicieron algunas viviendas de material y fueron fracaso porque las usan como depósitos. Nuestra idea es respetar sus técnicas ancestrales, sus espacios y maneras de habitarlos”, apunta.
Según cuenta Tomás, una de las condiciones de las casas wichi es que puedan moverse. “Cuando un integrante de la familia se muere, el resto traslada la vivienda, la destruyen y se mudan a una distancia de dos o cuatro metros para despistar la mala energía. Por eso hicimos que esta vivienda sea movible, son módulos portantes para que se pueda desarmar y armar”, explica.
Los bastidores son de madera y por dentro llevan ramas y adobe. El sistema de uniones los armarán en Córdoba. “Ellos usan el horcón como estructura, y lo respetamos, pero mejoramos el sistema de unión porque es una zona sísmica”, explica Gulle.
Otra característica es el doble techo, para conseguir la sombra que habitualmente se busca de bajo de grandes árboles para que las habitaciones sean más frescas. “El cacique nos decía que no hagamos la vivienda de cemento porque no les gusta. Ellos con el adobe y la madera se sienten que son parte del ambiente, es la esencia de ellos. La idea es mejorar lo que tienen respetando todas sus costumbres. Lo único que tendrá cemento es el piso, una carpeta de 10 centímetros de cemento y tierra para aislar de la humedad y los insectos”.
El destinatario de la vivienda es Gabriel, que tiene esposa y un hijo, y fue elegido por el resto de la comunidad. “Queremos seguir haciendo casas para los demás y que ellos aprendan otra manera de hacer su vivienda. No vamos a regalar una vivienda sino a construir con ellos, no para ellos. De alguna forma mostrar un camino distinto y que después sigan solos, que vean que se puede mejorar la construcción pero respetando todas sus costumbres y su historia. Ellos hacen su adobe, cortan los troncos. Es una mezcla de técnicas”.
En cuanto a los sanitarios, el baño seco estará elevado y permitirá utilizar los desechos como abono para huerta. También en la ducha está pensada la reutilización del agua, que se podrá usar para riego. La vivienda tendrá dos techos inclinados, que permitirá también el acopio de agua de lluvia para reservas.
“Esto empezó y no sabemos cuándo termina. Mucha gente se está sumando. La idea es volver y ver cómo se apropiaron de la vivienda, si tuvo éxito o hay que corregir, es un prototipo de prueba”, concluye el futuro arquitecto.

Fuente: http://www.lagacetasalta.com.ar/nota/59175/sociedad/estudiantes-cordobeses-disenaron-vivienda-para-wichi.html